El ozono es un potente oxidante y constituye un eficaz y económico procedimiento de limpieza respetuoso con el medio ambiente. Es el desinfectante y esterilizante natural más potente que existe, usado desde hace décadas, superando a la lejía u otros productos dorados, por sus propiedades fungicidas. Por ello, estudios científicos demuestran que elimina más del 99% de los virus en pocos minutos en espacios de 80 m2 a 180 m2.


La efectividad de cada molécula de ozono (O3), compuesta por tres átomos de oxígeno, hace que los tratamientos de ozonización abaraten los costes y existen el uso de productos químicos, logrando una limpieza de mayor profundidad y segura.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar